Google+

martes, 8 de mayo de 2018

Evitar EL SÍNDROME DEL PERRO PEQUEÑO en el Bichón Maltés


perro maltes y la agresividad



Cómo proteger el buen carácter de tu bichón maltés

Los inconvenientes tienen la posibilidad de manifestarse por un exceso de mimos, que hacen que el perro se convenza de que es el jefe de la manada, oséa, de la familia de humanos con los que convive. Si esto sucede, el perro empieza a exhibir alguna agresividad cuando se siente cuestionado en su papel de jefe.

→La docilidad de los bichones malteses corre riesgo con la sobreprotección y los mimos en exceso, más allá de que pertence a las etnias más encantadoras y sociables que hay, su buen carácter además requiere sus cuidados para no caer en reacciones agresivas.

→Elegir a tu mascota es un enorme elección. Si has elegido comunicar tu casa y tu vida (y la de tu familia) con un bichón maltés es porque buscabas un perro cariñoso e capaz, además de un animal de unas dimensiones pequeñas.

→El bichón maltés es un perro hogareño, que no requiere del exterior para sentirse feliz. Su casa es su reino y buscará estar lo verdaderamente pegado viable a la persona que tenga como referencia. Si tienes jovenes, es el compañero de juegos ideal.

evitar el sindrome de perro pequeó
perro maltes vestido










Qué es el 'síndrome del perro pequeño'


Pero este perro tan dócil y cariñoso puede desarrollar inconvenientes de accionar, por lo cual se ha llamado como el “síndrome del perro pequeño”. Oséa, cuando mimamos tanto a nuestra mascota que el perro se convence de que es el jefe de la manada, oséa, de la familia de humanos con los que convive. Si esto sucede, el perro empieza a exhibir alguna agresividad cuando se siente cuestionado en su papel de jefe.

Este trastorno es habitual en los malteses, porque son chicos y su carácter es tan encantador que es complicado no ceder a sus antojos. Su fachada de perro-peluche nos hace bajar la guardia y dejarle reposar en nuestra cama, ofrecerle comida en tanto que nosotros ingerimos, y permitirle otros antojos que negaríamos a perros de otros tamaños como precaución de males superiores.
Pero cuando los bichones tienen vía libre para actuar como un humano, tienen la posibilidad de dejar de asumir su posición natural. Oséa, dejan de considerarse el último integrante de la familia, para creerse el primero.

Las reacciones de este trastorno del perro reducido son muy distintas, desde gruñidos hasta morder cuando se les trata abajo de sus expectativas como líder: si se le reprende, se le prohíbe reposar sobre nuestra cama o se le ordena a continuar unas reglas que cuestionen su posición.

Cómo corregir el accionar de tu chiquita mascota



Para remover este accionar de nuestro bichón debemos llevar a cabo el trabajo inverso, es decir: bajar su estatus y hacerle ver que el resto de integrantes de la familia está por arriba de él, incluído los invitados a nuestra casa.
Este desarrollo de re-educación radica en no aceptar que salte encima de los humanos, que ladre a los invitados o que rompa las reglas que le impongamos. Aunque seguramente, si llegamos a esta circunstancia, es porque nosotros hemos desechado las normas y el perro se siente libre de reclamar reposar donde desee y de comer la comida que nos encontramos comiendo.

↪Por consiguiente, es primordial no transigir en las cuestiones que creamos simples y tenerlas muy visibles. Si pensamos que el perro no debe reposar sobre nuestra cama, no debemos permitírselo jamás porque cuando lo aceptamos, aunque sea de manera excepcional, el perro considerará que puede llevarlo a cabo siempre que desee, y los perros no atienden a excepciones, sino a hechos consumados.

Para adiestrar al perro maltes se le debe enseñar con premios (chuches), pero jamás con castigos físicos. Cuando deseamos reprenderlo hay que utilizar la voz, porque son lo bastante sensibles a los tonos firmes y entienden de forma sencilla su concepto.

Si sus ladridos van a más y también muerde a humanos y crees que no vas a ser con la capacidad de cambiar este accionar, no tengas dudas en soliciar asistencia al veterinario o un profesional de adiestramiento de perros. Con las mascotas es preferible no perder el tiempo y cuanto antes abordes el inconveniente más opciones vas a tener de solucionarlo.



Fuente : Hola.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario