Google+

lunes, 23 de enero de 2017

San Antón También Bendice a los Bichones Malteses

La bendicion del bichon maltes


San Antón traspasa fronteras


"El año pasado llevamos a los perros a bendecir en Galicia y el sacerdote no quiso, así que vinimos a Piloña", asevera un matrimonio que se desplazó desde La Coruña


"El año pasado los llevamos a una iglesia en Galicia y el sacerdote no deseó abrir la puerta. Nos enteramos de que en Piloña sí los bendecían y decidimos venir". María Díez y su marido Aníbal González, con sus perros "Babau" y "Popi", llegaron desde A Coruña para participar en la bendición de San Antón, demostrando el apogeo que está cogiendo la celebración.
_________________________________________________________________________________

La celebración fue impulsada por un grupo de recientes jubilados conocido como la Fraternidad de San Antón. La cobaya "Cleopatra", de tres años de edad, fue una de las protagonistas. Su dueña, Ana Melendi, la llevó enroscada en una manta. "Es de mi hija, pero como no puede venir me pidió a mí que viniese", explicó. Tras la misa en la capilla de la Obra Pía, el párroco local Manuel García Velasco salió al exterior para bendecir a las mascotas que lo aguardaban en el exterior del recinto. Antes de lanzar el agua bendita, García tuvo palabras de recuerdo para los animales abandonados, víctimas de trata ilegal o de experimentos en laboratorios.

Entre los asistentes se hallaba José Antonio Francos, que asistió desde Gijón con su perro, un "bichón maltés" llamado "Spyke". "Las mascotas precisan tantas bendiciones o bien más que los humanos por el hecho de que son buenísimas. Hay mucho que aprender de ellas", dijo. La jornada concluyó con una comida de convivencia en la localidad pongueta de Sellañu.

En la localidad llanisca de Parres los miembros del coro local interpretaron la misa asturiana de gaita a lo largo de la eucaristía. El maullido de los gatos y los ladridos de los perros acompañaron al sacerdote Florentino Hoyos a lo largo de la ceremonia. La niña de 7 años Alba Romano acudió a San Antón con la perra de su padrino, "Luna". Goya Cerezo vistió a su mascota "Tula", una "fox terrier" de dos años, con las mejores galas. "Lleva un pañuelo de la celebración, una chapa con un gochín y un collar de perlas", explicó su orgullosa dueña. Asimismo al lado de su perra "Pizca", de un par de años, asistió a Parres Ana Morales. "Apareció tirada en la carretera de Hontoria con 3 meses, la adopté y el día de hoy vengo a bendecirla", resaltó.

"Musi" fue el único gato bendecido en Parres. Lo llevaba en brazos Rebeca Díaz- Caneja y pertenecía a su vecina Amelia Fernández. "Traje durante muchos años a mi gata 'Perla'. Duró dieciocho años por el hecho de que de año en año la bendecía por San Antón", explicó. "Se portó realmente bien y no ladró nada", afirmó Geli Sobrino de su perro "Leo", un bello "bichón maltés". La subasta de productos típicos dirigida por Ricardo Gómez "Cardi", puso el broche de oro a la celebración en Parres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario