Google+

lunes, 1 de agosto de 2016

El Bichón Maltés y el Verano

bichon maltes en el verano

A muchos Bichones Malteses llega a afectarles la calor del verano. Llegando incluso a alimentarse menos. Hoy vamos a ver algunos buenos trucos para que todo esto cambie.

El Bichón Maltés y la inapetencia en verano


El calor puede llegar a resultar estresante, sobre todo para perros que no están acostumbrados a pasarla. Las intensas oleadas de viento tibio, las horas más peligrosas de sol como el tener un pelaje abundante dificultan la tarea de pasarlo bien en las temporadas más problemáticas, es por este motivo que siempre debemos crear la mejor de las comodidades para nuestras pequeñas mascotas.

Intenta no pasearlos en las horas de más intenso sol como el mediodía (de doce a 16.00) o bien por la tarde en los días más duros, dejando los paseos más largos para las horas que se hallan entre las ocho y las 10.00 de la mañana o por las noches, a lo largo de las 21.00 y las 22.30 horas. A estas horas tu can aun correrá más y no se estresará, por lo que le va a ser más placentero visitar todo tipo de zonas para socializar con otros cachorros y perros y para hacer sus necesidades. Si no tienes más antídoto que llevarlo en las horas de más sol, procura llevarlo por lugares con sombra, como siempre y en toda circunstancia portar contigo una botellita de agua singular para ellos con bebedero incluido que podrás hallar en bazares o en tiendas de animales especializadas. Asimismo si notas que el cánido está muy fatigado, será recomendable que lo dejes reposar en un sitio con sombra.

Existen muchas maneras de hacer que tu cánido no pierda las ganas de comer en verano, dale agua siempre y cuando la necesite y de este modo siempre estará hidratado. Si lo desatiendes y no le proporcionas agua, habrá riesgo de que siempre se deshidrate, que presente esos síntomas de inapetencia y que no se halle bien.

Debes saber que debido a las condiciones de luz y el tiempo del verano, los bichones malteses tienden a disminuir sus ganas de comer debido a que en estado primitivo debían apresar para sobrevivir. De esta forma, ahora el cánido regula su hambre de forma natural, debido a este aviso de sus antepasados, ahorrando así energía y asimismo esmero, generando mayor estabilidad en su organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario