Google+

lunes, 2 de septiembre de 2013

Bichón Maltés y otras mascotas en el hogar

perro en el hogar

Comportamiento del Bichón Maltés en la casa


La llegada de una segunda mascota a nuestro hogar puede provocar estress en nuestro bichón maltés ya que para ellos supone una intromisión en su territorio, para evitar esta situación  debemos prestar especial atención a nuestro perro e intentar no dar protagonismo al nuevo miembro. El acercamiento entre ellos será de forma diferente si son los dos cachorros o si el cachorro es el nuevo miembro, si son los dos cachorros será bastante más sencillo ya que casi de forma inmediata comenzará los juegos entre ellos pero si nuestro Bichón es adulto deberemos acercarle el cachorro para que lo huela y así despertar sus deseos de protección.
Los primeros días deben de estar separados y el acercamiento debe de ser progresivo si es posible, el nuevo miembro debe estar en una jaula o transportin a la hora del acercamiento, para así permitir que nuestro perro se acerque lo vea y lo huela y así evitaremos una posible agresión.
Otras de las cosas importantes es no dejar que el nuevo miembro utilize las cosas del Maltés como puede ser su cama, comedero o juguetes preferidos si no se sentirá agredido y puedo mostrarse ancioso, esto lo notaremos por que puede comenzar a hacer sus necesidades dentro del hogar, arrañar, romper objetos o ladrar más de lo habitual y esto hay que evitarlo.


1 comentario:

  1. Hola me gustaria comentaros mi caso porque estoy realmente preocupada con la situación. Tengo un Maltes de siete años macho, castrado con caracter bueno pero muy posesivo y proteccionista conmigo hasta el punto de enfrentarse a personas y otros perros de tamaño superior a él en situaciones en las que ha olido mi miedo.Por lo demas es un perro cariñoso y obediente.El problema actual es que ha llegado a casa, hace un mes, una cachorra tambien Maltes y la tiene acobardada, gruñendola constamente en cuanto la oye moverse y siendo agresivo con ella sin llegar nunca a moderla (la cachorra no tiene ninguna marca de dientes) pero guñendola "ferozmente" y zarandeandola mientras ella permanece en postura de sumision. Ella se asusta muchisimo (y yo tambien) y comienza a emitir chillidos que ponen aun mas nervioso al otro, y se hace pis encima. A veces resulta muy dificil dominarle en esos momentos. El resto del tiempo juegan, incluso el adulto le ofrece lateralmente la tripa para que ella juegue, la permite comer de su comedero y jugar con sus juguetes pero cuando le da el punto, la situación es horrorosa.Mi impresión es que reacciona así por celos, injustificados porque yo casi que ignoro a la cachorra pero aun asi no he conseguido nada ya que cuando llega mi hijo, mi pareja o mi sobrina no la permite acercarse a ellos para saludar y si lo hace se desencadena el episodio.Tengo miedo por la cachorra y no deseo que sufra y aunque me dolería muchisimo tener que darla, no se si ésto se pasará o al contrario irá a mas. Les comento que el maltes adulto, pasó por la misma situación cuando él era cachorro, con otro perro. Si pudieran aconsejarme les estaria muy agradecida. Un saludo

    ResponderEliminar