Google+

Educacion

Educacion del bichon maltes

Como educamos a nuestro Bichón Maltés Toy


Para enseñar y adiestrar a nuestro Bichón Maltés es fundamental dedicarle tiempo, entrega y gran dedicación. Si cuando nuestro cachorro llega a casa y dejamos a un lado su sociabilización y aprendizaje estamos condenándolo a una vida adulta complicada, tanto para ellos como para nosotros.

La felicidad de nuestro cachorro, futuro adulto, va a depender en buena medida de nuestra dedicación en estas primeras semanas, nuestra actuación en este periodo conllevará exactamente en qué tipo de adulto se convertirá nuestro cachorro. ¿Deseamos un cánido temeroso, beligerante y que no sepa convivir con otros perros o personas? ¿O preferimos un can adulto que sea la alegría de todos tanto dentro como fuera del hogar?

El adiestramiento y la educación del can es una de las etapas más entretenidas y confortantes para el propietario. También es la etapa con más responsabilidades, puesto que de esta primera fase será el espejo en el que se proyectará el futuro cánido adulto en el que se transformará nuestro cachorro de Maltes.

Durante estas primeras semanas – meses, nuestro cachorro es como una esponja que absorbe todo lo que vive. Sus primeras experiencias marcarán el comportamiento de su porvenir, tanto para bien como para mal. Además de sus experiencias propias, también influirá que le enseñemos determinadas conductas que facilitarán la convivencia en nuestro hogar. Para esto vamos a establecer un hoja de ruta para enseñar a nuestro cachorro de Bichón Maltés paso a paso.

1- Educación del cachorro de Maltés dentro de casa:


En esta fase inicial, en la que el cachorro llega con apenas 8-diez semanas de vida a nuestro hogar, debemos desarrollar el papel de guías. Durante sus primeras semanas en casa debemos hacer especial hincapié, ordenado por orden de prioridad, en lo siguiente.

Hábitos de higiene dentro del hogar. Esencialmente que empiece a asimilar la conducta de hacer sus necesidades fuera del hogar, o bien inicialmente sobre papeles dentro de casa.

Aprender a controlar sus mordiscos: Es muy normal que siendo un cachorro muerda jugando, tanto a otras mascotas como a personas. Es importante que sepa diferenciar entre morder un juguete y morder a una persona. Esto último debemos evitarlo.

Aprender a quedarse solo: Los cachorros de Bichón Maltés, del mismo modo que de otras razas, sufren quedándose solos. Debemos enseñarles a soportar ese instante de soledad.

Eludir que salte sobre la gente: Es común que desde pequeños salten sobre la gente para saludar, ya sea sus dueños o bien sobre invitados. Esto, con el paso del tiempo, puede resultar molesto. Debemos suprimir esta conducta.

Eludir que se suba al sofá, cama, etc.: Al igual que lo precedente, no debemos dejar que el perro se suba al sofa, a la cama, y evidentemente, que no duerma con nosotros.

2 - Normas de conducta fuera de casa:


Es esencial que tu perro sepa portarse cuando lo sacas de paseo. No hay solamente incómodo para un dueño que un perro travieso y descontrolado. Puede transformarse en una pesadilla. En esta guía veremos de qué forma adiestrar a nuestro Bichón Maltés en lo siguiente:

Aprender a salir con correa.

Contestar a la orden: Aquí!

Responder a la orden: Sit! (siéntate)

Responder a la orden: Down! (túmbate)

A continuación explicamos como trabajar la conducta del Bichón Maltés en cada uno de los apartados previamente convocados.

Educación del cachorro de Maltés dentro de casa:


Educar al cachorro en hábitos e higiene:

Esta va a ser la tarea principal durante las primeras semanas del cachorro en casa. Debemos amoldar una zona del salón, del baño o bien la cocina para que, durante sus primeras semanas, tenga como sitio para hacer sus necesidades. Para amoldar dicha zona simplemente colocaremos unas hojas de periódicos sobre el suelo . Esta una parte de su educación requiere mucha dedicación y solidez. Debemos premiarlo, por poner un ejemplo con una chuche para cachorros, cada vez que haga sus necesidades en los diarios. Si vemos que el cachorro empieza a hacer sus necesidades en otra parte, podemos cogerlo en brazos y posarlo sobre la zona de periódicos. Después premiarlo. Es recomendable que al acabar de comer o cuando se despierte cogerlo en brazos y posarlo sobre la zona de periódico, puesto que es en estos momentos cuando resulta más probable que haga sus necesidades. Poco a poco irá cogiendo el truco, y será mismo quien vaya de manera directa a los diarios a hacer sus necesidades. Es importante sostener el refuerzo positivo (darle una chuche) a lo largo del tiempo.

Con el paso del tiempo, cuando el cachorro pueda empezar a salir de casa, cambiaremos nuestra forma de actuar. En general los cachorros quieren hacer sus necesidades a los pocos minutos de comer. En ese momento es cuando debemos sacarlo a la calle a fin de que haga sus necesidades. Y ahí empezaremos a premiarlo fuera de casa. Desde ese momento dejaremos de premiarlo en casa cuando haga sus necesidades sobre el periódico y solamente lo premiaremos fuera. Cuando lo saques fuera de casa deja que escoja el lugar donde hacer sus necesidades. A partir de ahí seguramente vaya siempre y en todo momento al mismo. De este modo conseguiremos que el can relacione el camino a hacer sus necesidades.

Importante:
Cuando haga sus necesidades en otro lugar, no debemos regañarle.
Cuando haga sus necesidades fuera de sus periódicos, limpia esa zona con vinagre o bien amoníaco, esto suprimirá cualquier olor que le atraiga a regresar a hacerlas ahí.

Enseñarle a supervisar sus mordiscos:

Es muy normal que un cachorro de Bichón Maltés pruebe sus nuevos dientes con todo cuanto se halla a su paso. Para saciar su necesidad de morder cosas, es ideal comprarle juguetes y artefactos para moder, hechos particularmente para cachorros. Puedes encontrar algunos en nuestra sección de productos concretos para Bichón Maltés. Aparte de controlar sus mordiscos, producirle diversión y entretenimiento, estos productos ayudan a mantener su correcta higiene bucodental.
En caso de que “pilles” a tu cachorro de Maltés mordiendo algo que no sean sus juguetes actúa diciéndole: NO! NO! Mientras le quitas el objeto que esté mordiendo. En cambio cuando este mordiendo uno de sus juguetes puedes acariciarlo en incluso darle una chuche para fortalecer su conducta positiva.

Evitar que llore cuando se quede solo:

Cuando no estés en casa lo sabrá, y tus vecinos también… Por este motivo es fundamental que aprenda a quedarse solo. Para atajar este problema actuaremos de la próxima manera:
Cuando estés en casa, sal por la puerta. Espera al otro lado de la puerta a que el cachorro empiece a llorar. Cuando comience entra diciéndole NO! NO! Y muéstrate disgustado, no le acaricies! De este modo en repetidas ocasiones. Poco a poco se va a dar cuenta que no está bien lo que hace y dejará de hacerlo.

Evitar que salte sobre la gente:

Bichón maltes en el sofá, es muy común en los cachorros de Maltés que saluden saltando sobre las personas. Esta conducta debemos eliminarla por completo. Para esto cuando salte sobre nosotros, debemos agarrarlo y separarlo mientras le decimos: NO!

Eludir que se suba al sofa, cama, etc.:

Asimismo es común que deseen subirse a sofás, camas etcétera En esas situaciones, que debemos evitar desde los primeros días (aunque sea bien difícil), debemos cogerlo y posarlo en el suelo al unísono que afirmamos NO! Cuando lo haga.


Normas de conducta fuera de casa:


Aprender a salir con correa:

Bichón maltes aprendiendo a emplear correaEmpezaremos a poner a nuestro cachorro de Maltés su collar a lo largo de periodos de horas en casa. Durante tres días, el primero de los días media hora, el segundo una hora, el tercero dos. Al cuarto va a ser el instante de sacarlo a su primer paseo con correa. Posiblemente en la calle intente soltarse o bien ir en dirección opuesta. Debes tener la correa en corto y continuar su paseo con él pegado a ti, aunque tire.

Responder a la orden: Acá!

Sácalo atado con una cuerda larga, de esas extensible de por lo menos 4 metros. Cuando esté lejos, oliendo o bien curioseando por ahí, grítale: Toby (su nombre), Acá! Si viene, refuérzalo dándole una chuche de las suyas. Repite eso varias veces, dejándolo irse y cuando esté despistado repites la llamada y el premio. Poquito a poco acudirá a ti toda vez que lo llames.
Importante: Nunca le riñas cuando se acerque a ti, aunque anteriormente haya hecho algo malo.

Responder a la orden: Sit!(siéntate)

Coloca al cachorro de Maltés delante de ti agarrado con su correa tirante. Dile: Sit! Al unísono que te inclinas y presionas con tu mano libre su cadera cara abajo hasta el momento en que se siente. Si procura acostarse levántalo y repite la orden. Cuando lo haga bien refuérzalo con una chuche. Veras como haciéndolo varias veces ya no va a hacer falta que presiones su cadera para que se siente, poco a poco lo va a hacer solo cuando escuche decir Sit!

Contestar a la orden: Down!(túmbate)

Cuando tu cachorro de Bichón Maltés aprenda a sentarse (paso precedente), será el instante de enseñarle a tumbarse. Para ello colocaremos, de la misma manera que en el paso anterior, al cachorro atado por la correa delante nuestro. En ese instante diremos: Down! Mientras que presionamos sus hombros cara el suelo. Podemos asimismo ayudarle estirando sus patitas hacia delante. Cuando esté recostado sobre el suelo lo reforzaremos con una chuche. Vamos a repetir el paso hasta el momento en que logremos que lo haga sin necesidad de presionar sus hombros, simplemente con el hecho de escuchar: Down!
A fin de que se levante dile Arriba! Mientras que avanzas uno o 2 pasos. Cuando se levante fortalecemos con chuche o bien caricias.
Si prosigues esta serie de consejos y recomendaciones de entrenamiento y educación desde las primeras semanas que tu cachorro de Bichón Maltés llegue a casa tienes grandes posibilidades de, con el paso de los años, tener un Bichón Maltés adulto educado, sociable y muy amigo de todos.

1 comentario:

  1. me parecen muy buenos consejos. necesito un bichon para practicarlos.

    ResponderEliminar